Ñuñoa necesita vivir la democracia

Se ha señalado públicamente que el motivo para la renuncia del Sr. Sabat es su delicado estado de salud a causa de una grave enfermedad, lo cual merece nuestra más inmediata y humana consideración, y por eso deseamos al Sr. Sabat una pronta recuperación. No obstante, quiero señalar mi preocupación ante ciertas señales que indican que la renuncia del edil se debería a una estrategia política para presentarse como candidato al Congreso para el próximo período legislativo. Entiendo que sus motivos de salud son reales, pero ellos no pueden significar una manera de excusarse ante la comunidad ñuñoína de sus deberes públicamente asumidos y que la mera ambición personal lo lleve a renunciar anticipadamente para preparar su candidatura.

Además, el anuncio es una noticia de enorme trascendencia para toda la comunidad ñuñoína dado que abre una ventana de oportunidad para, por fin, concebir una nueva forma de construir gobierno local en la comuna. Dado que desde hace años se viene generando en forma creciente una oposición de muchos vecinos y organizaciones ciudadanas a la gestión del ahora ex alcalde, creo que su renuncia significa para las y los ñuñoínos la posibilidad de poner fin a un modelo de gestión caracterizado por un exacerbado asistencialismo y un liderazgo autoritario, poco inclusivo y cerrado al diálogo con la ciudadanía.

En efecto, la gestión del edil ha sido deficitaria en varios aspectos dado su escaso compromiso con un proceso democrático que vaya más allá de una elección cada cuatro años. Por ejemplo, en temas de participación el municipio ha actuado con menosprecio frente al aporte tanto de los Consejos de la Sociedad Civil como los Concejos Municipales, en educación no existe un Proyecto Educacional para toda la comuna y en salud existe una gestión inadecuada de los recintos clínicos y los servicios entregados. Se trata de aspectos que nos demuestran que su gestión municipal muestra un desempeño que está lejos de lo que su propaganda afirma ser.

Por otra parte, entiendo que la normativa vigente señala que, en el caso de renuncia y vacancia del cargo de alcalde, el Concejo Municipal procederá a elegir, de entre sus 10 miembros y por mayoría absoluta, el nuevo alcalde que complete el período 2012-2016. Le señalo a los integrantes del Concejo Municipal, y delante de nuestros vecinos y vecinas, que espero que voten en esta elección pensando en la voluntad de los ciudadanos que los eligieron, y no en una mezquina ganancia política de poca relevancia para la comuna.

Por último, quiero señalar que, más allá de esta contingencia, creo que el camino para comenzar a democratizar el gobierno local es, ante todo, el trabajo colectivo de vecinas y vecinos en aras de la confección de un programa comunal participativo, así como la realización de primarias vinculantes para elegir un candidato único a alcalde que represente a toda la oposición a la actual administración comunal de cara a las elecciones de 2016. Preocupaciones que se encuentran recogidas en la Iniciativa Ciudadana 1,2,3 por Ñuñoa,  la cual apoyaremos con denodado esfuerzo y convicción. Solamente así tendremos en la comuna un gobierno local que se base en la transparencia, la democracia, la equidad socio-urbana, el respeto, la inclusión y la dignidad de las personas.

Publicado originalmente en El Quinto Poder

Si te parecio interesante, comparte esta noticia...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>